Como mantener una educación financiera sana en familia

¿Cómo crear un plan de ahorro familiar eficiente?

Cuando comienza un nuevo año nos damos cuenta de la cantidad de dinero que hemos gastado los últimos meses del año anterior. Es por eso que, en el afán de proteger de una mejor manera nuestro dinero, es una buena idea crear un plan ahorro familiar eficiente. Todas las personas deberían realizar uno, pero está comprobado que solo el 30% de las personas, confeccionan un plan de ahorro.

Con el objetivo de que en ningún mes del año te encuentres en una situación económica complicado, te dejamos cinco pasos muy sencillos que debes seguir para confeccionar de manera efectiva tu plan de ahorro familiar.

  1. Crea un fondo de dinero de emergencias
  2. Capacidad económica: Primero que nada, debes calcular cuánto dinero de tu sueldo puede ser destinado de manera mensual al fondo de emergencias. Es ideal que por lo menos el 30% del mismo, este destinado a un fondo de reserva o actividades de ocio.
  3. Frecuencia con la que se utiliza: Debes considerar con que tanta frecuencia recurres al fondo de emergencia. No es lo mismo que lo utilices una vez al mes a que lo utilices más de una vez. Si la frecuencia es alta, entonces la cantidad del fondo deberá ser mayor.
  4. Planificar: Debemos planificar y evaluar las situaciones en las cuales se hará uso del fondo. No podemos utilizarlo ante cualquier problema que tengamos. Debemos ser conscientes y reservarlo para aquellas situaciones de real emergencia.
  5. Bienes propios: Tu fondo de emergencias no necesariamente debe estar conformado por dinero. Muchas veces, el hecho de tener dinero al alcance de nuestras manos no hace propensos a gastar más de lo normal. El fondo puede contener diferentes tipos de joyas o ropa de valor que, en caso de ser necesario, podremos venderlas a un precio elevado.
  6. Consigue ingresos extra: Como una opción recomendable, sería bueno que pudiésemos evaluar cuanto tiempo libre tenemos luego de nuestro trabajo fijo. De esa forma podremos saber qué tipos de actividades podremos realizar con el objetivo de generar un ingreso extra. Si disponemos de tiempo, podemos conseguir un trabajo de tiempo medio, comenzar un blog, un canal de video o trabajar como freelance. En caso de no contar con tiempo suficiente, siempre está la opción de solicitar un aumento.
  7. Abre una cuenta en un banco: Lo ideal es optar por abrir una cuenta bancaria sin costo para almacenar aquel dinero extra que hayamos generado. De esa forma, el dinero estará seguro.
  8. Controla los gastos impulsivos
  9. Caprichos: Debes tratar de evitar a toda costa los caprichos diarios como el café, las medialunas, los cigarrillos, entre otros. Si evitas estos gastos, veras realmente una diferencia a finales del mes.
  10. Servicios: Debes reducir o eliminar aquellos servicios que pagas mensualmente y que rara vez utilizas. Uno de los más comunes y en el que todos hemos caído alguna vez, es el gimnasio. Si lo pagas, úsalo. Si no, elimina ese gasto fijo que es innecesario.
  11. Transporte: Todos sabemos la comodidad que es ir al trabajo en nuestro propio auto, pero, al mismo tiempo, es un gasto muy innecesario. Si tienes la posibilidad de ir caminando o de llegar en transporte público, hazlo. De seguro ahorraras muchos dineros que hubieses perdido en reponer la gasolina de tu auto.
  12. Desayunar en tu casa: En vez de comprarte un café y unas medialunas todas las mañanas, puedes despertarte un poco más temprano y prepararte un buen café y unas buenas tostadas en la comodidad de tu hogar. De esa manera, te ahorraras una buena suma de dinero.
  13. Cocina de manera anticipada: Al momento de hacer las compras mensuales de comida, armar una buena lista para cocinar de manera efectiva, puede ahorrarte mucho dinero. De esa forma, no te quedaras sin comida a la mitad del mes y evitaras el gasto de comprar comida en diferentes restaurantes.
  14. Come antes de realizar las compras: Antes de realizar las compras mensuales, es recomendable comer de manera abundante. De esta forma, cuando estemos comprando no cederemos ante los tantos antojos que podemos encontrar.
  15. Salda las deudas que tengas
  16. Haz un análisis de cuanto debes y a quien: Todas las deudas son sumamente importantes y debemos cancelarlas a todas. Pero, debes evaluar cuales son las peores de ellas. Primero es recomendable eliminar aquellas deudas que generan intereses altos y dejar, para lo último, aquellas que no generan intereses.
  17. Realiza un plan de pagos: Una vez que hayas establecido cual es la importancia de cada una de las deudas que tienes, deberás elaborar un plan de pagos efectivo. Deberás saber cuánto dinero debes destinar de tu sueldo de manera mensual, al pago de las deudas. Y siempre ten en cuenta de manera principal, aquellas deudas que generen mayores intereses.
  18. Solicita un préstamo: Esta no es la primera opción ni la más recomendable, pero en muchas ocasiones necesitamos contar con un poco más de tiempo. Por lo tanto, solicita un préstamo para saldar las deudas más urgentes y ganar más tiempo con las restantes.
  19. Trata de utilizar siempre el efectivo
  20. Arma un plan de gastos: Ni bien comienza el mes, hazte cargo de los gastos fijos del mes pasado para que sepas exactamente que gastos de hábitos diarios tendrás durante el mes.
  21. Pasa por un cajero automático: Acércate a un cajero automático y retira solamente el efectivo que necesitaras para la semana entera. Una vez finalizada la semana, vuelve a repetir el proceso hasta la finalización del mes. De esa forma, controlaras mucho mejor tus gastos.
  22. Sal de tu casa solo con el dinero que utilizaras: Procura ira al trabajo solamente con la cantidad necesaria de dinero para el transporte, el almuerzo o la merienda. Si puedes evitar alguna de esas tres, mejor. Pero no lleves contigo dinero extra.
  23. Utiliza solo billetes de denominación alta: Ha sido comprobado que cuando disponemos de billetes de denominación alta, es más difícil de gastarlo. Es una cuestión puramente psicológica. Creemos que no encontraremos un lugar que disponga del cambio suficiente al hacer una compra chica.
  24. Arma un calendario financiero
  25. Ten en cuenta tus gastos fijos: Siempre ten en cuenta de manera inicial, los gastos fijos del mes. Son los primeros gastos que debes eliminar ya que son los más importantes y los que generalmente no varían.
  26. Ten en cuenta los ciclos de pago­: Además de tener en cuenta los pagos fijos, debemos contemplar aquellos pagos que también son fijos pero que no se realizan de manera mensual. Un ejemplo de eso puede ser la verificación vehicular de tu auto.
  27. Contempla los gastos de festividades y vacaciones: La recta final del año es la más compleja en materia económica para cualquier persona. Se estima que una persona suele gasta casi el doble de lo que gana mensualmente durante las festividades o las vacaciones. Es por eso que debes tener en cuenta los gastos que realizaras en las festividades y el gasto que tendrás dependiendo del destino que elijas para pasar tus vacaciones. Si lo tienes en cuenta desde el comienzo del año, el final del año será menos estresante.

Primero que nada, debes saber que gastos tienes de manera mensual y fija. Sabiendo eso, podrás sacar un promedio de lo que mensualmente necesitas para afrontar esa serie de gastos. Luego, una vez hecho eso, sabrás cuánto dinero es el que debes guardar para afrontar cualquier eventualidad. Es recomendable que siempre guardes un poco más de lo calculado.

El principal objetivo del fondo será, cubrir aquellos gastos necesarios y obligatorios si de manera eventual nos quedamos sin empleo. Según especialistas en la materia, el fondo debe ser de por lo menos tres meses juntos. De esa forma podremos asegurarnos el pago de las obligaciones mensuales.

¿Qué aspectos debes tener en cuenta al momento de crear el fondo?

¿Cómo puede estar conformado tu fondo?

Una de las principales causas de tener que utilizar nuestro fondo de emergencias, es que realizamos gastos que resultan innecesarios durante todo el mes. Muchas veces realizamos los famosos gastos hormigas en cosas que podríamos evitar si fuésemos más estrictos con nosotros mismos. Nuestra intención no es que no gaste ni un centavo de tu sueldo, pero, sí que trates de controlar aquellos gastos que no son realmente necesarios en el momento. Algunos gastos hormigas pueden ser:

¿Qué puedo hacer entonces?

Cuando confeccionas un fondo de emergencia, uno de los principales pilares es que hayas tenido en cuenta aquellas deudas pendientes. Si puedes cancelarlas antes de comenzar con el fondo, mejor. Pero, en el caso de que eso no sea posible, siempre debes tenerlas en cuenta. No hay nada más dolores y malo que los intereses que debemos pagar por posibles atrasos en las cuotas de nuestras deudas.

Además, si estás pensando en realizar un viaje o una escapada de negocios o con miras a un objetivo profesional, evalúa profundamente si el gasto que vas a realizar traerá aparejados beneficios a futuro. De esta forma, te aseguraras de que no sea un gasto innecesario.

¿Qué debemos tener en cuenta en esta situación?

Una recomendación muy inteligente es que siempre que puedas, uses el efectivo que dispongas en tu billetera o cartera. Contar con una tarjeta de crédito es muy peligroso. La tarjeta de crédito no genera muchos más gastos de lo que pensamos. Si no eres consciente, puedes comenzar a gastar sin tener en cuenta la cantidad de dinero que tienes para saldar los pagos. Por eso, el efectivo es la herramienta ideal.

¿Qué debo hacer?

Es una muy buena idea que puedas crear un calendario financiero con objetivos progresivos. Sabemos que cuando uno tiene deudas, los plazos ya se encuentran establecidos y hay que cumplirlos. Teniendo en cuenta eso, es importante que coloques tus propias metas y en cuanto tiempo creerás que podrás recuperarte. De esa forma podrás ir dando pequeños pasos hasta alcanzar el objetivo principal. No hay que desesperarse y tratar de solucionar todo en un día. Hay que tratar de reducir los plazos, pero realizando las cosas de manera consciente.

¿Qué deberías tener en cuenta?

El ahorro es una pieza clave para cualquier persona. En la Argentina, se busca adquirir una vivienda propia antes de llegar a los 35 años de edad. Suele ser una etapa ideal ya que muchas personas no cuentan con una familia a la cual deban mantener. Es por eso que te invitamos a que confecciones un plan de ahorro efectivo y duradero. Haciendo esto, de seguro te acercaras más al objetivo principal de tener una estabilidad económica sólida.